Los accidentes de motocicletas resultan en un número inusualmente alto de víctimas mortales porque las motocicletas simplemente no ofrecen el mismo tipo de protección que ofrecen los vehículos. Según la agencia “National Highway Traffic Safety Administration,” la incidencia de accidentes mortales de motocicletas representa aproximadamente el 11 por ciento de todas las muertes en las carreteras cada año, mientras que las motocicletas sólo representan el 3 por ciento de todos los vehículos registrados en los Estados Unidos.

Esta alta tasa de mortalidad se puede atribuir al hecho de que las motocicletas son menos voluminosas y por lo tanto menos visibles que los automóviles, y carecen de las características básicas de seguridad como un techo, bolsas de aire, y cinturones de seguridad.  Las lesiones asociadas a los accidentes de motocicleta suelen ser graves e incluyen lesiones cerebrales, desfiguración, huesos fracturados, lesiones de la espina dorsal y muchas veces parálisis.

Una amplia variedad de factores diferentes pueden dar lugar a accidentes de motocicletas.  El mal tiempo, como escarcha, granizo, nieve y lluvia, puede causar que el motociclista pierda el control de su vehículo.  Además, los conductores de automóviles con frecuencia no ven a los motociclistas, ya sea debido a una obstrucción visual, ó simplemente porque no están pendientes de los motociclistas.  Los baches, escombros de carreteras, pavimento irregular, derrames de aceite son algunos de los factores comunes en la carretera que son especialmente peligrosos para los motociclistas.  También, los productos defectuosos de la motocicleta, tales como fugas del tanque de combustible ó fugas de los sistemas de combustible, presentan un mayor riesgo de incendio después  de un accidente.

En Florida, los heridos en cualquier tipo de accidente de vehículo, incluyendo los accidentes de motocicletas, pueden recuperar los gastos médicos de su propia compañía de seguros.  La protección por lesiones personales, también conocido como PIP, permite a los lesionados recuperar los gastos médicos razonables y necesarios, sin importar quién causó el accidente.  Por lo tanto, incluso sí usted fuese el culpable de un accidente de motocicleta, su propia póliza de seguro de motocicleta cubriría una cantidad limitada de sus gastos médicos.

El Bufete de Abogados Jorge L. Flores, puede ser de gran ayuda, incluso si usted solo quiere hacer un reclamo en contra de su propio seguro de PIP.  Negociando solo con su compañía de seguros puede ser una tarea costosa y requiere tiempo.  Las compañías de seguros se caracterizan por negar la cobertura a aquellos que no están bien familiarizados con todos los detalles del proceso de reclamaciones de seguro.  Un abogado experimentado que conoce la ley de seguro de la Florida puede ayudarle a recuperar la compensación monetaria disponible bajo la ley.