Cuando un vehículo atropella a un peatón, los resultados tienden a ser más bien sombríos.  Dado que los peatones no tienen una coraza protectora, sus heridas después de un accidente con un vehículo suelen ser muy graves.  De hecho, las estadísticas indican que después de un accidente de peatones, las lesiones más frecuentes son las lesiones cerebrales, lesiones de la espina dorsal, fracturas, amputaciones, parálisis y muy a menudo la muerte.

Más de 4,000 peatones mueren anualmente en accidentes de carretera en los Estados Unidos.  Las causas de los accidentes de peatones son diversas, sin embargo, la mayoría de los accidentes de peatones se atribuyen a la mala visibilidad, el no ceder el paso por parte de los peatones ó los automovilistas, el cruce indebido de calles ó intersecciones por parte de los peatones, incapacidad física por parte del peatón ó conductor, lanzarse a la calle sin mirar.

Desafortunadamente, las carreteras en los Estados Unidos no se prestan para el uso de los peatones ó ciclistas.  Nuestras calles se prestan más al uso por parte de los automóviles que los peatones y ciclistas. La agencia “U.S. Department of Transportation’s Pedestrian Safety Guide”, indica que la velocidad del tráfico es a menudo el aspecto más crítico en hacer las calles más amenas para los peatones y su seguridad.  Las calles con capacidad para velocidades más altas son más propensas a tener accidentes de peatones.  Obviamente, cuando se viaja a altas velocidades, los conductores no tienen la misma capacidad de detectar a los peatones ó de evitar accidentes con los mismos.

Muchos de los accidentes de peatones, a menudo, involucran a niños.  Puesto que los niños son pequeños y menos visibles, y porque su comportamiento es menos predecible, por ejemplo, son más propensos a lanzarse a la calle y ser víctimas de accidentes de peatones.  En lo que respecta a la responsabilidad legal, los conductores tienen el deber legal de ejercer el máximo cuidado alrededor de los niños, sobre todo, mientras conducen cerca de una escuela ó parque.  Algunos de los ejemplos típicos de los casos de negligencia de los peatones envuelven a peatones que no obedecen las señales de tráfico, que no utilizan el cruce de peatones marcado, y peatones que cruzan corriendo sin mirar a ambos lados de la calle.

La Florida es un estado de negligencia comparativa.  Esto significa, que en los casos en que ambas partes tienen la culpa, la culpa se reparte de acuerdo con la culpabilidad de las partes respectivas.  Asimismo, en casos de accidentes de peatones, los tribunales de la Florida analizan tanto el comportamiento del conductor como el del peatón, para determinar el porcentaje de responsabilidad.  Los conductores tienen la obligación de conducir de manera segura y razonablemente para evitar golpear a los peatones.  Por otro lado, los peatones tienen el deber de ejercer el debido cuidado y evitar lesiones.

Si usted ó un ser querido ha sido lesionado en un accidente de peatón-vehículo, es de suma importancia que se contacte inmediatamente con un abogado experimentado en lesiones personales.  Para aquellos interesados en la búsqueda de compensación monetaria después de un accidente de peatón-vehículo, usted debe contactarse inmediatamente con el Bufete de Abogados Jorge L. Flores, para que lo represente agresivamente.