El Bufete de Abogados Jorge L. Flores, se ha comprometido a ayudar a las víctimas de ataque de animales a recuperar la compensación que necesitan y merecen por sus lesiones.  De acuerdo a la agencia American Humane Association más de 4.7 millones de mordidas de perro ocurren cada año en los Estados Unidos.  La Florida no es una excepción a los ataques de animales y los incidentes de mordidas de perros.

Muchos estados y ciudades han promulgado leyes que prohíben la cría de ciertas razas que tienen la tendencia a ser más “peligrosas” ó “agresivas”, sin embargo, esto no aborda la cuestión fundamental en la raíz de la mayoría de los ataques de animales: que sus respectivos dueños son negligentes.

Las mordidas de perros, y ataques de animales suelen ser causados por los dueños negligentes que actúan negligentemente, ó dejan de actuar de las siguientes maneras:

Advertir a otros acerca de la propensidad de su perro para atacar
Propiedades sin vallas ó cercas
Atar los animales adecuadamente
Proteger a los niños de ataques
Vacunar contra la rabia
Castración y esterilización de sus perros
Ejercitar y disciplinar a sus mascotas
Criar animales responsablemente

Las mordidas de perro y ataques de animales pueden y a menudo resultan en lesiones graves, incluyendo laceraciones profundas, contusiones, fracturas de huesos, y cicatrices para toda la vida.  Si el ataque fue causado por negligencia del dueño, estos son los costos que la parte culpable debe pagar.

Bajo la ley de la Florida, los propietarios deben advertir a sus invitados de la agresividad de sus animales, porque constituyen una condición peligrosa en la propiedad.  De lo contrario, son responsables de los daños y perjuicios a cualquier persona que se encuentra “legalmente” en la propiedad privada, ya sea en el cumplimiento de un deber legal ó por la invitación expresa ó implícita del dueño.  Los propietarios son estrictamente responsables de los menores de 6 años que sean mordidos por un perro, incluso sí el ataque no fue directamente causado por la negligencia del dueño.  Las víctimas de las mordidas de perros tienen derecho a compensación por gastos médicos, pérdida de ingreso, beneficios por incapacidad, y dolor y sufrimiento.

Bajo la Sección 767.04 de los Estatutos de la Florida, el dueño de un perro es responsable por daños causados a las personas mordidas.  La ley incluye cualquier perro que muerda a cualquier persona en un lugar público ó privado, incluyendo la propiedad del dueño.  Si la víctima es de alguna manera negligente en provocar el  ataque, los tribunales pueden achacar un porcentaje de la culpa a la víctima, y restarlo de la responsabilidad total del propietario.  Esto significa que las víctimas de mordidas de perros pueden obtener compensación, incluso si tienen alguna culpa por el ataque.

Si usted ó un ser querido ha sido lesionado por la mordida de un animal, el experimentado Bufete de Abogados Jorge L. Flores, le puede ayudar.  Nosotros trabajaremos agresivamente su reclamo para obtener la máxima compensación disponible bajo la ley.