En términos generales, un reclamo por resbalón ó tropiezo y caída pertenece a una categoría amplia de responsabilidad de propiedad, la cual comprende los casos en que el propietario de un local es responsable financieramente de las lesiones que una persona sostenga en su propiedad.  El  término  de resbalón ó tropiezo y caída, se utiliza en el área de lesiones personales para describir un grupo de casos en los que una persona se resbala, tropieza ó cae en la propiedad de otra persona.

Las condiciones “peligrosas ó escondidas” son las causas más comunes de los resbalones ó tropiezos  que resultan en lesiones por caídas.  Entre las causas más comunes están las escaleras defectuosas, superficies desiguales del suelo, superficies demasiado pulidas, alfombras defectuosas, pisos mojados, baches, iluminación insuficiente y el cemento agrietado.  Estas son sólo algunas de las condiciones comunes peligrosas que conducen a resbalones ó tropiezos y caídas.

Por un lado, los tribunales de la Florida reconocen que los dueños de propiedad son responsables por mantener su propiedad en una condición razonablemente segura, especialmente para conocidos  e invitados, tales como consumidores que entran a una tienda con el propósito de comprar productos ó recibir servicios.  Por otro lado, en ocasiones la gente simplemente se cae, y ninguna precaución necesaria por parte del dueño de la propiedad hubiese podido prevenir la caída.

Hay tres tipos comunes de casos de resbalones ó tropiezos y caídas en los que los tribunales suelen encontrar que el dueño de la propiedad es legalmente responsable por la lesión que ocurrió en su propiedad.  En primer lugar, los tribunales no vacilan para encontrar un propietario responsable cuando él ó ella en realidad creó la condición peligrosa que causó el incidente de resbalón ó tropiezo y caída.  En segundo lugar, incluso si el propietario no creó la condición peligrosa, todavía podía ser considerado responsable, si sabía sobre la condición peligrosa y negligentemente no la reparó.  Por último, un propietario puede ser responsable de la lesión, incluso si él ó ella no sabían nada de la condición peligrosa, pero en el ejercicio de cuidado razonable, debería haberlo descubierto y reparado, antes del incidente que ocasionara la lesión.

Si usted ó un ser querido ha sido lesionado en la propiedad de otro, ya sea por un tropiezo ó resbalón y caída u otro incidente, el experimentado Bufete de Abogados Jorge L. Flores, le puede ayudar.  Procesaremos ardua y agresivamente su reclamo para obtener la mayor compensación monetaria disponible bajo la ley.